+ 34 91 879 45 59 // +34 649 555 666 ignaciorojo@bestcables.es

Desde el 1 de junio, entró en vigor la nueva normativa de la ITV en nuestro país. ¿Te has informado ya de cuáles son las novedades que trae consigo la nueva normativa para la Inspección Técnica de Vehículos?

Entre las más destacadas se encuentra el hecho de que algunos fallos que antes se consideraban de carácter leve, han pasado a ser graves, imposibilitando pasar la ITV hasta que se solventen estos errores.

En el artículo de hoy, te contamos todos los cambios que debes conocer de la nueva normativa de la ITV. ¿Estás preparado?

Nueva normativa de la ITV: más estricta

Uno de los motivos por los que esta nueva normativa ha causado tanto revuelo es que la modificación adecua las inspecciones a parámetros más precisos y restrictivos. Además, se comienzan a usar las nuevas tecnologías para obtener datos más precisos. Veamos algunos de los principales cambios.

Fallos leves que ahora serán graves

Como mencionamos en la introducción de este post, algunos de los fallos que antes se consideraban como leves, ahora pasan a ser faltas graves.

Este es el caso, por ejemplo, de la posibilidad de desprendimiento de los espejos retrovisores. Si se encuentran rotos, sueltos o con posibilidad de romperse de manera repentina, se considerará un defecto grave.

Otra modificación afecta al sistema antibloqueo de frenos (ABS). Hasta ahora, se consideraba que este sistema era opcional en los vehículos anteriores al 2003. Por ese motivo, un fallo en el ABS era una falta leve. Sin embargo, presentar fallos en este sistema, ahora será considerado como grave, y, por tanto, será motivo para que el vehículo no supere la ITV hasta que se arregle.

Además de estos, la normativa incorpora otros cambios similares, que hacen que faltas leves pasen a ser graves.

Una ITV más tecnológica

Con la entrada en vigor de esta nueva normativa, la inspección pasa a ser más tecnológica.

Uno de los puntos positivos de esta novedad es que ya solo será necesario presentar la tarjeta de inspección técnica para poder pasar la ITV: esto evita tener que presentar también el permiso de circulación.

Por otro lado, las nuevas inclusiones tecnológicas traen consigo la comprobación y control de diversos parámetros a través de la centralita. Se empleará un sistema de diagnóstico de abordo (OBD) para comprobar diferentes aspectos del vehículo.

Entre otros parámetros, se comprobarán las emisiones de los vehículos que se encuentren bajo la normativa Euro 5 y posteriores, es decir, coches de gasolina o diésel del 2011 en adelante.

Cabe destacar que, aunque la normativa entró en vigor el 1 de junio, por el momento estas comprobaciones mediante OBD solo se están llevando a cabo en vehículos industriales de más de 3.500 kg y autobuses.

Por lo tanto, por el momento y debido a las medidas de seguridad y prevención por la pandemia, para evitar que el inspector tenga que acceder al coche, el control de emisiones en turismos se seguirá realizando como hasta ahora, mediante una sonda que se introduce en el tubo de escape.

Esperamos haberte aclarado cuáles son los principales cambios que ha traído consigo la nueva normativa de la ITV.

WhatsApp chat
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.    Más información   
Privacidad